ni una hoja

…la orilla

la orilla

l a  o r i l l a

la orilla

El último trecho lo cubre a rastras. Es como si no pudiera mover las piernas, como si se hubiera quedado paralizada de cintura para abajo. No se vuelve para mirarme. Ni me pide ayuda. Tan sólo avanza, y en su lento progreso leo el afán que tiene de vivir.

Hemos superado la línea que dibujan los árboles y ni siquiera nuestros pasos se dejan oír en la playa de guijarro. Alguien le ha quitado el volumen a este lugar. Pruebo a gritar su nombre, pero no se oye nada. Nos hemos convertido en personajes de una película muda.

Vuelvo la vista. En el albor del bosque es una sacudida breve que pronto se abre paso a través de los últimos árboles. Ahí está, asomando la cabeza de la negrura verde, la serpiente que he conjurado en este segundo sueño. Parece salida de un bestiario de criaturas fabulosas. Cuando la vegetación cede ante su fuerza, reparo en las patas delanteras, que son las de un ciervo. Poco después la piel de reptil se funde con el pelaje manchado de un leopardo.

A la bestia le acompaña una multitud de ladridos que le salen de dentro. Eso despierta en mí el recuerdo de una lectura, un texto breve, unas líneas entreveradas en las hojas de una playa virgen, leídas al amparo de una sombrilla.

El miedo tiene la sorprendente capacidad de paralizarlo todo, y mientras la bestia se nos acerca siento como si algo me tirase hacia arriba del pescuezo, como si un par de dedos enormes me pellizcaran dispuestos a arrancarme al alma.

Lo sé. Piensas que en sueños así la impresión es tal que tu cuerpo hace que despiertes. El ritmo cardíaco se te acelera, o tu organismo segrega alguna sustancia que hace que abras los ojos. Pero no se trata de una pesadilla normal. Y en realidad eres tú el responsable de todo. Es decir, tú, y no yo, eres quien la ha llevado casi a rastras hasta esa orilla que antes no pudiste encontrar.

Tú eres quien se ha vuelto a mirar si os seguían. La línea de los árboles tiene un color verde oscuro, y de ella ha salido… Bueno, tú ya sabes qué es. Lo sabes porque lo leíste en esa playa, de niño, por mucho que al despertar no lo recuerdes. Se te acerca con su cuerpo a medio camino entre el leopardo y la serpiente. El sapo que lleva atrapado en la lengua bífida acaba engullido sin más, y en sus ojos no ves mayor maldad que la inmanente a la naturaleza.

Quieres mirarlas a ambas. La bestia. Tu amiga. No perder detalle. Pero no puedes porque, mientras retrocedes paso a paso, las manos crispadas en el aire, los brazos separados del cuerpo, tu mirada no puede abarcarlas. Por fin, cuando te das la vuelta, ella no está.

A tu lado, a cierta distancia, la bestia toma unos sorbos de agua en la orilla. Luego se vuelve hacia ti y te mira unos instantes. Te preguntarías si son los últimos de tu vida si no te hubieras convertido en algo que no has sido nunca: un trozo de carne sin voluntad.

Se vuelve en dirección al bosque, sacudiendo lo que se antoja una cola de león.

Casi es de noche cuando se sienta al pie de los árboles, medio vuelta hacia un lado. En la oscuridad sus ojos son negros abismos cegadores. Poco rato después, siglos tal vez, echa una última mirada mientras voltea la cola sobre el cuerpo, se incorpora, y, cuando crees que te ha llegado la hora, se da la vuelta y se adentra de nuevo en el bosque, la Bestia Distinta, la Bestia Aulladora, la Bestia Ladradora.

Poco a poco vuelves en sí. Como mínimo vuelves a ser algo que se te parece. Abres los ojos.

Despiertas creyéndote a salvo, hasta que recuerdas lo que dejaste en el camino.

Y cuando vuelvas no olvides que ahí en la orilla, la orilla vacía donde ni siquiera se distinguen sus huellas, las pisadas de ella, el rastro de tu amiga la escultora, cuando la bestia sorbió el agua del lago no se oyó un solo ruido.

No se movió ni una hoja.

fin del Libro I, en la linde del bosque

FIN del libro I: en la linde del bosque
libro II: el vientre de la ballena, 23 de mayo de 2010

17 Respuestas a “ni una hoja”


  • El miedo tiene de especial que nos hace sentir muy vivos. La experiencia que vives a través del temor queda grabada de forma intensa. Quizás sea porque creemos inconscientemente estar en ese momento en el linde entre la vida y la muerte.

    No sé porqué pero me cuesta recordar mis sueños al levantarme, pero puedo decir que sí tengo la habilidad de recapacitar racionalmente dentro de ellos. Cuando lo que ocurre en él es demasiado absurdo o demasiado peligroso, tengo la capacidad de decirme a mi mismo que estoy soñando, que aquello es irreal y que debo despertar, me obligo a hacerlo.

    ¿Se trata de un acto de cobardía? ¿Hay algo más valiente que enfrentarse a lo irreal sin tener armas para ello?

    Solo sé que cuando despierto en ese momento de huida me doy cuenta que he dejado a los compañeros de sueño sin mi ayuda, quedándome la incógnita sobre su suerte final. Y siento entonces que la traición se ha consumado y que ya no puedo hacer nada para remediarlo.

  • ¿Se acabó, así, sin más, dejándonos colgados al borde del lago?

    ¿Para cuándo la segunda parte? Porque habrá segunda parte, ¿no?

    Cliffhanged

  • >Porque habrá segunda parte, ¿no?

    Claro, Amelia. Al pie de la entrada aparece la fecha en que se reanudará el relato.

  • Solo sé que cuando despierto en ese momento de huida me doy cuenta de que he dejado a los compañeros de sueño sin mi ayuda, quedándome la incógnita sobre su suerte final. Y siento entonces que la traición se ha consumado y que ya no puedo hacer nada para remediarlo.

    Yo no soy un profesional, pero imagino que uno le sacaría punta al comentario. Así a botepronto se me ocurre preguntarte si suele pasarte eso de dejar gente atrás en los sueños.

  • Tal y como apunto en mi post, mi buen amigo, ello me pasa “Cuando lo que ocurre en el sueño es demasiado absurdo o demasiado peligroso”

    En la vida real soy más valiente o eso me creo, sobretodo cuando se trata de la familia o amigos cercanos. Ya te contaré en otros foros…

  • ¿Acaso la vida real no es absurda y peligrosa? Ay, lo que pasa es que queremos creer que no. Qué acojone, si no… Todo controlado, claro, pero en un momento se nos desmonta todo… Qué iluso es el ser humano. Bueno, creo que ya hablamos de esto en otra ocasión. Los sueños son una realidad. Hay que disfrutarlos o sufrirlos, como la vida misma. Apa, esto por no contestarme. Sigo con lo mío.

  • soy más valiente o eso me creo

    Si no lo dudo, por eso me sorprende que en el sueño te liberes de esa «carga».

  • esto por no contestarme.

    Esto no va por mí, ¿verdad, Laura?… ¿o sí? —preguntó con la boca pequeña.

  • King Pellinore du Lac

    Es miedo o la fascinacion de encontrarte frente a frente con lo que ansias, con lo que buscas? La fascinacion te paraliza de incredulidad de ver que has encontrado, o crees/sueñas que has encontrado lo que buscas, el mito, el grial.

    Sus ojos no sugieren miedo, sugieren que sigas buscando, por que en realidad no lo has encontrado, solo lo has soñado.

  • miguel, creo que aqui hay gent a la que no puedes engañar….

  • vale, ahora que he leido la entrada y me he quedado con el comentario de amelia, voy a preguntar porque dicen que quien no pregunta nunca aprende: porque el 23 de mayo?

    pero si es domingo!

  • que no puedes engañar….

    Eso parece.

    porque el 23 de mayo?

    Todo tiene una explicación. Tal vez King Pellinore pueda responderte…

  • Si mi memoria no me falla las EFEMÉRIDES DEL DIA 23 MAYO son las siguientes:

    Año: Efeméride:
    1430 Juana de Arco es atrapada por los borgoñones, quienes la entregan a los ingleses.
    1498 Es ahorcado y después quemado por la Iglesia el dominico Savoranola.
    1533 Inglaterra: Ana Bolena es coronada reina tras el divorcio de Enrique VIII con Catalina de Aragón.
    1618 Defenestración de Praga. Se inicia la Guerra de los Treinta Años.
    1627 Muere Luis de Góngora.
    1707 Nace el naturalista Carl von Linneo.
    1845 Promulgación de una nueva constitución española.
    1863 Federación Alemana: fundación del primer partido obrero alemán.
    1906 Muere el dramaturgo Henrik Ibsen.
    1906 Fallece el dramaturgo Henrik Ibsen.
    1915 I Guerra Mundial: Italia declara la guerra a Austria.
    1937 Fallece el industrial John D. Rockefeller.
    1992 Italia: Es asesinado el juez antimafia Giovanni Falcone.

    Conociéndote a ti y no conociendo a King de Pellinore, me decanto por la última efeméride.

    Firmado: Connor MacLeod

    PD: Esto de ser inmortal es insoportable. Tengo la memoria a punto de petar.

  • Y que conste que “fallecer” y “morir” no es lo mismo.

  • Frío, frío, frío…

    Pero se agradece el esfuerzo.

  • King Pellinore du Lac

    Me pillo me querido escudero en un traspies, y es que ando corto de memoria, claro que si es personal, pueden ser tantas cosas…… Pentecostes, el torneo! Ulfius! AH, mi querido escudero, recuerdas! Eso si que no fue un sueño.

  • claro que si es personal

    No tal.

    Pentecostes

    Caliente, caliente, caliente…

Actualmente los comentarios están cerrados.